Filiada à SIDEME - Sociedad Iberoamericana de Derecho Médico

2teste.gif (16870 bytes)
  www.sodime.org.br

 

ASPECTOS CLÍNICOS DE LA MALPRAXIS EN ODONTOLOGIA

 

Prof. Lic. Maria de Lourdes B. Campos *

 

 

Colegas ! Señoras y Señores !

Permítanme, antes que nada, agradecer a la Comisión Organizadora de este Simposio, en la persona del Dr. Hugo Rodriguez quien, confiando en nuestro trabajo, nos possibilitó traer hasta ustedes algo de nuestro día-a-día.

Igual a lo que pasa con la Medicina Legal, en las Faculdades de Medicina, donde la disciplina es considerada apenas una de las "chicas", en Brasil, también, tenemos un problema parecido con la Odontologia Legal, en las Facultades de Odontologia.

Como ejemplo, es triste ver que en la biblioteca de una de las mayores Universidades de América Latina podemos encontrarnos con un hecho insólito, como es el que después de más de 70 años, una obra valiosa para la relación jurídico-profesional, guarda el eterno mistério de sus páginas virginalmente cerradas.

Si el alumno, primero, y el profesional, después, parecen otorgarle tan poca importancia a este ramo de la Odontología, no es de extrañarse que el número de gafes profesionales cometidas, poco a poco crezca, se extienda, se agrave!

Lamentablemente, el Cirujano Dentista solamente percibe ese "punto ciego" de su formación, el día que recibe el cedulón del Juzgado de aquella acción que le han propuesto por malpraxis - ya sea en lo Penal o en lo Civil - y que podrá hacer doblegar su altivez profesional o menguar el patrimonio que, con esfuerzo, pudo construir a lo largo de los años.

 

Lo que es malpraxis en Odontología ?

Quizá lo más importante sea dejar bien claras, desde el comienzo, algunas ideas que, por tener otra connotación en el lenguaje coloquial, pueden crear equívocos fatales. Una de ellas es la de malpraxis odontológica.

En efecto, la malpraxis - según la ciencia odontológica -, es el resultado adverso ocurrido durante un acto odontológico y resultante de una acción u omisión del profesional.

Según el Derecho, la malpraxis en Odontologia es el resultado adverso ocurrido durante un acto odontológico y causado por imperícia, imprudencia o negligencia del profesional.

De esta duplicidad de conceptos - si bien que en campos diversos - surge la necesidad de ver a cual nos atendremos en el terreno práctico. Y que no se entienda esto como querer menospreciar un área en beneficio de otra.

 

El criterio meramente odontológico

Ocurre que en el terreno odontológico práctico, los hechos atribuíbles a la malpraxis, son mucho más amplios aunque de contornos más difusos, menos precisos. Con efecto, todo lo que le pase a un cliente, por obra y gracia de la acción y/o de la omisión del Cirujano Dentista, ya sería una malpraxis.

Y esto ni siempre es verdad... !

Mucho dependerá de la escuela que el dentista adopte: una más intervencionista, otra más expectante; una más clínica, otra más quirúrgica; una respetando más la evolución biológica del organismo ante los procedimientos, otra más rápida y que sacrifica, en aras de la celeridad, los ritmos biológicos de cada paciente.

Y hay hechos, aún, que podrán estar en dependencia de ocurrir accidentes imprevisibles: falla de fábrica en la resistencia de los materiales usados, reacciones idiosincráticas a fármacos, sensibilidad personal exacerbada a la presencia de bi-metales y, así, la lista podría extenderse mucho más.

Estos "casos de malpraxis", realmente, son hechos excusables, desde que el profesional haya empleado, correcta y oportunamente, los conocimientos y reglas de la ciencia odontológica actual, habiendo existido apenas un hecho imprevisible. Por eso, muchos autores, en el ámbito nacional e internacional, ni los consideran errores profesionales, en el sentido de malpraxis.

Sin embargo, hay veces en que los Colégios de Odontólogos - Consejos Regionales de Odontología, en Brasil -, accionados por los pacientes, llegan a hacerle al profesional un enjuiciamiento administrativo, siempre con consecuencias en su foja de antecedentes profesionales.

 

El criterio jurídico

Sin dudas, el critério jurídico que caracteriza la malpraxis profesional del dentista es mucho más restricto pero, también, es mucho mejor definido.

En efecto, constatado el hecho - que podrá ser malpraxis o no - el foco de la atención se dirige, específicamente, al "animus", la intención del profesional al proponer su trabajo; al "modus operandi", es decir la calidad personal de su trabajo; a su condición de "prudens", es decir, de respetar prudentemente los límites impuestos por la ciencia; a su constante "cura et vigilantia", en el tratamiento y sus resultados, imediatos e mediatos.

Es así que un hecho odontológico, jurídicamente, se transformará en malpraxis apenas si se comprueba, de manera inequívoca, que el dentista actuó con imperícia, imprudencia o negligencia, es decir, con por lo menos uno de los tres comportamientos que identifican la culpabilidad.

 

Como caracterizar la culpabilidad

Caracterización la culpabilidad es un hecho fundamental, pues es lo que hará com que un mismo hecho pueda ser visto, analizado y juzgado, desde puntos de vista diferentes.

En verdad, no podemos olvidar que, mismo cuando analizamos un caso desde el punto de vista administrativo, y com más razón cuando lo hacemos penal o civilmente, además de la mera descripción de las lesiones, lo que va a interesar al Colegio, en el primer caso, o al Magistrado, en el segundo, es saber si nosotros hemos conseguido ver, en el acto analizado, indicios de impericia, imprudencia o negligência del profesional, nuestro colega.

No hay la menor duda de que se trata de una tarea que nada tiene a envidiar a los 12 trabajos de Hércules. Y es por eso mismo, que tenemos que redoblar nuestra atención y nuestro esfuerzo, para no inclinarnos, instintivamente, para el lado de un corporativismo proteccionista que todo justifica, ni tampoco para el lado de uma intransigente persecución sistemática.

Si, por un lado, somos humanos y, como tal, falibles, tenemos que recordar que, en el momento, somos auxiliares de la Justicia y, consecuentemente, nuestro informe tendrá que ser para ayudar al Magistrado, a decidir.

Para facilitar la compreensión de los presentes, sobre la forma como procedemos en estos casos, creo que sea importante mostrar los pasos sucesivos de esta "investigación ".

1º paso: consiste en el examen clínico-radiográfico para verificar, por lo menos:

  • congruencia entre queja y tratamiento;
  • existencia de lesiones;
  • existencia de secuelas lesionales;
  • etiologia das lesiones y de las secuelas;
  • tipos de procedimientos o trabajos realizados;
  • coherencia entre el cuadro clínico y los procedimientos seguidos;
  • congruencia entre los procedimientos seguidos y los procedimientos recomendados;
  • calidad de los materiales utilizados;
  • biocompatibilidad de los materiales;
  • ajustes materiales adecuados;
  • relación costo-beneficio entre los procedimientos adoptados y los resultados obtenidos;
  • grado de información que se le ofreció al paciente antes de someterlo al tratamiento;
  • grado de satisfacción del paciente com el trabajo que le fué realizado.

2º paso: consiste en la identificación de Errores de Diagnóstico:

A. POR ACCIÓN

    • Semiología realizada con técnica defectuosa, con descaso o con imprudencia
    • Interpretación equivocada de los datos semiológicos, aunque hayan sido correctamente obtenidos

B. POR OMISIÓN

    • Cuando se deja de usar un recurso indispensable (Rayos X, aislamiento absoluto etc.)

3º paso: es constituído por la verificación de Errores de Planeamiento:

A. POR ACCIÓN

    • Planeamiento erróneo de un tramiento
    • Recomendación de un tratamiento sin medir sus consecuencias

B. POR OMISIÓN

    • Falta de planeamiento cundo el mismo es imprescindible (por razones sociales, económicas, financieras etc.)
    • Falta de comunicación o discusión con especialistas y/o com el paciente.

4º paso: consiste en la constatación de Errores de Ejecución (Errores de Tratamiento)

A. POR ACCIÓN

    • Elección de un tramiento impropio
    • Utilización de instrumentos inadecuados, remedios contra-indicados, mala técnica en los procedimientos

B. POR OMISIÓN

    • Falta de tratamiento cuando el mismo es imprescindible
    • Falta de consejos u orientación indispensable

5º paso: consiste en la detección de Errores de Pronóstico

A. POR ACCIÓN

    • Evaluación incorrecta de la posible evolución después del tratamiento
    • Realización de examenes complementarios (histopatología, examenes de laboratorio etc.), sin preocuparse com los resultados de los mismos

B. POR OMISIÓN

    • Abandono del paciente
    • Falta de orientación del paciente sobre las posibles formas de evolución del cuadro.
    • Falta de conocimientos sobre la evolución natural del proceso patológico del paciente.

6º paso: representado por la elaboración del Informe Técnico, encaminado a la Autoridad Solicitante o directamente al Magistrado, dependiendo de los ritos procesuales y del área en que el proceso tramita.

Frecuencia de los casos de malpraxis

Infelizmente, la malpraxis no es tan rara como podría parecer, ni tan lejana de nosotros como sería de desear.

Es verdad que en la vertiginosa celeridad de los tiempos actuales, en la última década y, más especialmente, en el último lustro, los casos de malpraxis han aumentado de forma alarmante.

Las imágenes hablan por sí solas.

 

Causas de la malpraxis

Y viendo ese aumento en la frecuencia de los casos de malpraxis, en contraste franco com la evolución tecnológica que, por lo menos en tesis, debería hacer com que tendiesen a disminuir, es lógico, que venga a la cabeza una pregunta: ¿ cuáles son las causas que están en el transfondo de esos errores técnico-profesionales ?

Ya en 1962, entre nosotros, el Profesor Graça Leite, proponia, por lo menos, cuatro factores que, aislados o en conjunto, podrían explicar los casos - felizmente raros, en aquellos tiempos - de errores profesionales. En este sentido este autor apuntaba estos cuatro factores:

    • Presión del factor económico
    • Fragilidad moral
    • Falta de vocación profesional
    • Omisión de reglas científicas básicas

Hoy en día, cuatro décadas después, podremos agregar algunos más, hasta com desdoblamiento de éstos, por lo menos para el Brasil, dadas algunas circunstancias peculiares del Pais y que quizá no se apliquen a otros Estados. Así, tendríamos estos otros factores, también:

    • Aumento indiscriminado del número de Facultades de Odontología
    • Masificación de la enseñanza, en una profesión que aún es arte y, por lo tanto, exige un regimen tutorial
    • Defectos en la formación profesional
    • Falta de buena comunicación social com los pacientes
    • Submisión a condiciones de trabajo inadecuadas y/o precarias
    • Anomia ó casi certeza de impunidad para los resultados adversos
    • Autoconfiança en el corporativismo que se espera de los peritos y de los Colegios Profesionales

En síntesis, todo esto nos señala tiempos de borrasca, nos indica que caminamos por sendas cada vez más tortuosas y llenas de vericuetos, donde los profesionales en lugar de perfeccionarse buscan escudarse en prácticas anticuadas para no ser alcanzados por los procedimientos que ponen en jaque su responsabilidad profesional.

Es así, Colegas, Señoras y Señores, que gustaríamos que lo que hemos presentado, no sea visto y entendido, apenas, como una "galeria de horrores", una mera exhibición de errores cometidos por algunos colegas menos cuidadosos, o por profesionales que olvidaron (si es que alguna vez lo aprendieron) aquello que los esforzados profesores intentaron transmitirles a lo largo de su pasaje por las salas, laboratorios y clínicas de la Universidad.

Toda fábula, tiene su moraleja; toda buena sonata, tiene su coda; toda exhibición, tiene su mensaje...

Quisiéramos, de esta manera, haber sido lo sificientemente explícitos para, mismo con las dificultades idiomáticas, transmitirles nuestra preocupación com el futuro de la responsabilidad profesional en Odontologia !

Muchas gracias !!!

 

 

Referencias bibliográficas

  1. Bowers, M. e Bell, G.L. Manual of Forensic Odontology, ASFO : Ontario, 1997.
  2. França, GV. Medicina Legal, 5ª ed., Rio de Janeiro: Guanabara Koogan, 1998.
  3. Graça Leite, W. Odontologia Legal, Salvador : Era Nova, 1962.
  4. Mirio, C e Fernandes, R. Erro médico visto pelos Tribunais, São Paulo: Edipro, 1992.
  5. Silva, M. da Compêndio de Odontologia Legal, São Paulo : MEDSI, 1997
  6. Stimson, P.G. e Mertz, C.A. Forensic Dentistry, Boca Ratón : CRC Press, 1997.
  7. Vázquez Ferreyra, R. Daños y perjuicios en el ejercicio de la medicina, Hammurabi : Buenos Aires, 1992.

___________________________________________

* - Conferência pronunciada no "I Simposio Iberoamericano de Derecho Médico", em

Montevidéo, Uruguai, 28 a 30 de setembro de 2000.

** - Disciplina de Odontologia Legal, Curso de Odontologia de la Universidad Paulista (UNIP) -

Campus JK, São José do Rio Preto, SP.

E-mail: dentistry410@terra.com.br

 

 


 
Copyright © 2000
Webmaster
Malthus